• Jueves 23 de septiembre de 2021

Proyecto desarrolla empresas lideradas por mujeres

Proyecto entre empresa forestal y el Mides permite que mujeres jefas de hogar establezcan microempresas para la producción y venta de leña en Tacuarembó.

Todo campo forestado debe lidiar con personas que entran furtivamente a los predios por leña. Ante esta conocida problemática, Lumin –junto con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides)– implementó en 2020 un proyecto donde se les brinda una salida laboral a un grupo de familias en esta situación. Estas, además, son núcleos liderados por mujeres.

El mayor cambio para los beneficiados en esta iniciativa es que “antes entraban de manera furtiva a los predios y hoy lo hacen de forma legal a trabajar”, explica Joaquín Castro-Baroffio, jefe de Seguridad, Medio Ambiente e Incendios de Lumin y uno de los principales promotores del proyecto. Además, por supuesto, están el ingreso a la formalidad para estas mujeres y el desarrollo de capacidades. “El objetivo primordial no es solo ceder leña sino justamente llevar a cabo un proceso de desarrollo y que de acá a unos años su negocio de venta de leña sea sustentable”.

Castro-Baroffio asegura que hubo sintonía con el Mides en esta búsqueda de autonomía para las microempresarias.

También se trabajó con el Centro Latinoamericano de Economía Humana (CLAEH), quienes se encargaron de “formarlas en los aspectos empresariales mientras se les creaban empresas monotributistas. Aprendieron cómo atender al cliente, cuánto me cuesta generar un m³ de madera, cuánto gasto, a cuánto lo vendo, cuánto me queda en la mano. Nociones que determinan si en el largo plazo un emprendimiento es exitoso o no”, explica Castro-Baroffio.

Para iniciar el trabajo, las empresas firmaron un contrato con Lumin donde se les cedieron sin costo los restos de cosecha de determinados predios por un tiempo específico. En este caso se trata de predios en los cuales se terminó una tala rasa y hay mucho residuo fácilmente identificable. Además, se realizó la misma inducción que a otros contratistas de la empresa y a los pocos meses también se invirtió en un curso de motosierristas. “Más allá de que sigan vinculados al proyecto de leña o no, se generaron capacidades de trabajo que pueden ser aprovechadas en el mercado laboral”, dice Castro-Baroffio. Para darle sostenibilidad al proyecto, más allá de la demanda por leña en los meses más fríos, se involucró al Frigorífico de Tacuarembó para que las microempresarias ingresen como proveedoras de la empresa.

Actualmente, el Mides y Lumin idean un proyecto similar en Cerro Largo “vinculado a que las comunidades que están en el medio rural puedan a través del uso del bosque capitalizar oportunidades”. Para Castro-Baroffio sería muy positivo que estas iniciativas se repliquen en el sector, pues es una situación que enfrentan la mayoría de los productores forestales. “Ojalá se dé un efecto contagio”, concluye.

27 abril, 2021