• Miércoles 21 de noviembre de 2018

Desde la matriz

Forestal viajó hasta Finlandia para la reinauguración de la fábrica de Ponsse y el lanzamiento de su nueva línea de productos 2018-2019. Juho Nummela, presidente y CEO de la empresa de maquinaria forestal, analizó el presente de la compañía y del sector

Ponsse acaba de lanzar una nueva línea de productos y de renovar su fábrica. ¿Qué tan importante es la innovación para la empresa?

Es clave. Estamos trabajando muy duro para crear nuevas máquinas escuchando a los clientes y sus necesidades. Más allá de la maquinaria en sí, hemos lanzado soluciones tecnológicas muy innovadoras para apoyar la operación, como Optimap2 [app donde se informa a la forwarder cuál fue la ruta de la harvester, y la localización y tamaño de las pilas de madera taladas] o el Ponsse Manager [plataforma que provee información en tiempo real sobre el desempeño de la maquinaria en el campo]. En la fábrica hemos cambiado por completo el sistema de montaje y automatizado gran parte del área logística y el almacén. Esto será una gran fuente de productividad para nosotros.

¿Hacia dónde cree que se dirige el negocio forestal a nivel mundial?

La forestación parece estar en auge: los precios de la pulpa han estado altos por un buen tiempo y a los aserraderos les está yendo bien. Gran parte de la demanda está relacionada a Asia y el mercado chino; todo el mundo está tratando de satisfacer sus necesidades. Actualmente, los lugares de interés son Rusia -que está creciendo bien- y también Latinoamérica, donde están pasando muchas cosas porque la pulpa de eucalipto se está vendiendo bien. Es evidente que hoy la industria forestal está teniendo un gran impulso.

La automatización es parte del negocio y quedó demostrado en algunos de los nuevos productos que han presentado.

El 46% de nuestro departamento de Investigación & Desarrollo trabaja en automatización. Cada vez existen más posibilidades para desarrollar nuevos productos, pero tampoco se nos puede ir la mano con el diseño. Las funciones que hemos lanzado con la nueva Active Crane para grúas de forwarders, por ejemplo, están un paso más cerca a tener maquinaria con funciones automáticas.

Con el avance en simuladores no sería descabellado pensar que se podría operar maquinaria de forma remota en un futuro.

Muchos me preguntan cuándo tendremos una máquina sin operador. Es imposible saberlo. Eso sí, el ritmo al que avanza la tecnología es algo nunca antes visto. Con la automatización el trabajo puede que tenga algunos cambios pero, definitivamente, seguiremos necesitando a los operadores.

¿Dónde se sitúa Latinoamérica en la cuota de mercado de Ponsse?

Aunque no solemos dar cifras detalladas, América -incluyendo Norte y Sudamérica- significa alrededor del 23% de nuestra cuota de mercado. Sudamérica es muy importante para nosotros por la pulpa de eucalipto y todo el desarrollo que está dándose en la región. Hay mucha capacidad productiva nueva en un entorno demandante que tiene diferentes tipos de geografías y eso nos exige distintas soluciones. Latinoamérica ha tenido gran impacto en la empresa en todo lo vinculado al servicio post venta y es un mercado estratégico para Ponsse. Vemos gran potencial en la región.

Desde una visión más global, ¿cómo ve el papel que juega Uruguay en este sector?

Lo que ha estado pasando en Uruguay, y en general en Latinoamérica, es que grandes compañías han decidido invertir en capacidad para celulosa y esto ha ocasionado que llegue tecnología sofisticada para cosechar, recolectar y se desarrolle una gran gestión forestal. Considero que es una región muy importante para abastecer de fibra corta a Europa y Asia, donde está la gran demanda. He visitado Uruguay muchas veces y, además de decir que siempre me he sentido muy bienvenido, considero que el potencial es muy grande.

30 octubre, 2018