• Miércoles 28 de octubre de 2020

Radiografía del panorama portuario

Uruguay tiene un sistema logístico caro y los costos portuarios suman a esa ecuación. Forestal entrevistó al Dr. Juan Curbelo, nuevo presidente de la Administración Nacional de Puertos, sobre el panorama portuario y los planes para este período. Entre ellos está una adecuación de tarifas y convertir, finalmente, al puerto de Montevideo en uno de aguas profundas.

“Si como dijo alguien, el Nilo es el padre del Egipto, se puede decir también que nuestro país es hijo del Puerto de Montevideo”, escribía en 1939 el Dr. José María Fernández Saldaña en el libro Historia del Puerto de Montevideo. Desde tiempos coloniales, la bahía de Montevideo fue vista como un puerto seguro y de refugio para los navegantes de la época. Los siglos han pasado y, hoy, nuestro sistema portuario debe seguir reinventándose para capitalizar su valor geopolítico.

El Dr. Juan Curbelo, quien asumió como presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP) en marzo, tiene claro el desafío. “Desde el punto de vista comercial para nosotros es absolutamente prioritario desarrollar una política agresiva que salga a la región a vender nuestros puertos como altamente eficientes, competitivos y seguros. El Uruguay y nuestros puertos tienen una ubicación estratégica, y a eso le tenemos que sumar los mejores servicios que podamos para en este periodo de gobierno proyectarnos a un mayor volumen de carga”, explica. ¿Cómo lograrlo? Para el jefe de la ANP el camino está en apostar por infraestructura y adecuar las tarifas para mejorar la competitividad y eficiencia.

SUEÑO PROFUNDO

La profundización del Puerto de Montevideo es uno de los largos anhelos de todos aquellos vinculados al mundo logístico y exportador del país. Después de muchísimos años, parecería que la llegada a ese número mágico, los 14 metros de calado para ser considerado un puerto de aguas profundas, podría convertirse en realidad. “Esto ha sido un compromiso de campaña del presidente y nosotros lo vamos a llevar adelante. Estamos convencidos de que lograr la profundización del puerto de Montevideo a 14 metros nos va a permitir captar mucha carga de la región. Con esto creemos que la región va a entender que el puerto de aguas profundas del Río de la Plata es el Puerto de Montevideo”, dice Curbelo.

“Uruguay es un país caro desde el punto de vista logístico”. Juan Curbelo, ANP

Para el presidente de la ANP el proyecto del puerto es “un desafío muy grande pero que va a marcar un antes y un después”. Con el calado actual de Montevideo (que se encuentra cerca de los 12 metros), el sacar barcos cargados por completo ha sido prácticamente imposible para chips, granos y otros productos. Al enviar barcos parciales y luego tener que completar la capacidad en otro puerto (ya sea con el mismo producto o incluso con otros) la eficiencia a nivel de costos se ha visto seriamente afectada. El llegar a 14 metros de calado permitirá a los exportadores tener soberanía sobre las ventas, y eso inclina la balanza.

La obra de profundización costaría alrededor de 100 millones de dólares y es probable que incluya participación privada de alguna manera; la ANP y el gobierno aún evalúan distintas opciones. El objetivo, eso sí, es que la obra pueda comenzar a fines de 2021 o inicios de 2022, para que en 2023 sea una realidad. “Estamos convencidos de poder lograrlo”, sentencia Curbelo.

ECUACIÓN DESFAVORABLE

El puerto de Montevideo es costoso; Curbelo, desde la ANP, lo admite y explica que están trabajando al respecto. “Ese reclamo [el de los costos] nosotros lo tenemos claro. Tenemos que trabajar fuertemente en una reducción integral en la cadena de costos que incluye, obviamente, los costos portuarios”, explica.

Actualmente, una de las negociaciones en ese camino es la que el gobierno realiza con el grupo belga Katoen Natie, operador privado de la Terminal de Contenedores Especializada (TCP), para evitar llegar a un juicio por 1.500 millones de dólares. “Dentro de esta negociación, que ha sido compleja, uno de los puntos centrales que el gobierno ha planteado tiene que ver con una importante reducción tarifaria en la Terminal de Contenedores Especializada”, explica Curbelo.

Juan Curbelo, presidente de la ANP. (Fotografía: Presidencia)

El jerarca de la ANP le dijo a Forestal que: “El encarecimiento viene de tiempo atrás; Uruguay es un país caro desde el punto de vista logístico. Tenemos una enorme oportunidad de adecuar esas tarifas para que nuestros puertos se transformen en puertos competitivos para la región y que puedan captar carga que se moviliza desde distintos países, sobre todo de Paraguay y Bolivia. Para eso tenemos que mejorar no solo la competitividad sino la eficiencia portuaria. Es un lindo desafío; lo asumimos y lo vamos a llevar adelante”. Efectivamente, con el cambio de calado en Montevideo y otras obras en el sistema portuario nacional será vital atraer hacia nuestros puertos volúmenes de la región, ya que el volumen de carga uruguayo es limitado.

DESARROLLO PENDIENTE

Muchos de los costos a nivel logístico están vinculados a la infraestructura existente o no en el país. Además de convertir al puerto de Montevideo en uno de aguas profundas, la ANP ya trabaja en otros proyectos que buscan desarrollar el sistema portuario a través de un modelo multimodal. Uno de ellos es aprovechar el modo ferroviario (gracias al proyecto del Ferrocarril Central) para el transporte de mercadería. “Estamos pensando en dos puertos secos en distintos lugares estratégicos del país: uno en Rivera y otro en Florida”, detalla Curbelo.

Los puertos secos son terminales de transporte terrestre (ferroviario o carretero) que se conectan directamente a un puerto marítimo con una vía de transporte de capacidad muy amplia. Desde un punto de vista jurídico, los puertos secos son parte del puerto marítimo (en este caso, del de Montevideo) y esto permite que el despacho de aduanas pueda ser realizado en los mismos.

Otro de los objetivos de la nueva administración de la ANP es potenciar los puertos del interior en pos de fortalecer un verdadero sistema nacional de puertos. Para Curbelo, “el modo fluvial es un modo de transporte que puede abaratar el costo de las mercaderías. Tenemos que respaldar el crecimiento de nuestros puertos en el interior, por eso hemos definido algunas bonificaciones y exoneraciones tarifarias para el movimiento de mercadería por esos puertos. Creemos que en el corto plazo se van a estar viendo los resultados”.

El proyecto para aumentar la profundidad del puerto de Montevideo a 14 metros costaría 100 millones de dólares y la obra tomaría un año

En esa línea, desde hace unas semanas un nuevo buque contenedor realiza un recorrido semanal entre Paysandú y Montevideo por el río Uruguay, con posibilidad de empezar a tocar Fray Bentos. El GF Paysandú puede transportar 440 contenedores por viaje, y Curbelo confirma que la receptividad de los empresarios ha sido buena y ya moviliza arroz, madera y cítricos. En la presentación del buque, a fines de julio, el presidente Luis Lacalle Pou señaló que: “El río Uruguay está llamado a ser nuestro gran socio. El transporte multimodal es lo que tenemos que fortalecer. No es el barco contra el camión o el camión y el barco contra el tren, es todo junto. Así se hace en el mundo”.

La empresa Guaran Feeder Transporte Fluvial, que invirtió unos 5 millones de dólares en este primer buque, ha confirmado su interés en seguir ampliando la flota. Aunque todavía falte mucho para tener una hidrovía consolidada, el gobierno apunta en esa dirección. Estas diversas iniciativas, que le dan distintas opciones a quien está vinculado al movimiento de mercancías, a futuro podrían reconfigurar el panorama logístico del país.

PUERTOS Y EL SECTOR FORESTAL El nuevo presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP) le comentó a Forestal que en los últimos meses ha mantenido reuniones con miembros del sector forestal en varias oportunidades. “Estamos muy atentos a la actividad que desarrollan en el puerto de Montevideo y las necesidades que muchas veces nos plantean en cuanto al uso de determinados muelles”, declaró Juan Curbelo. “La actividad forestal es muy importante para el movimiento portuario, lo tenemos claro y estamos muy atentos a las necesidades que van surgiendo para poder actuar en forma rápida y colaborar en que el negocio forestal se pueda desarrollar”. En ese sentido, Curbelo comentó, además, que “tomamos medidas concretas con relación al sector forestal. Una de ellas tiene que ver con el puerto de Fray Bentos, donde llevamos adelante una resolución que bonifica muy fuertemente la operativa forestal”.

Descargar versión PDF
18 septiembre, 2020