• Domingo 08 de diciembre de 2019

Manos a la obra

Por María José Fermi

A raíz del desarrollo del sector forestal y anticipándose a la posible instalación de una tercera planta de celulosa en el Uruguay, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional firmó un acuerdo educativo con el consorcio de universidades finlandesas EduExcellence. ¿El objetivo? Tener personal capacitado en áreas técnicas que requiere y requerirá cada vez más la industria forestal.

Cuando en noviembre de 2017 el gobierno firmó un contrato de inversión con UPM donde acordaban la posible instalación de su segunda planta de celulosa en el Uruguay, el vicepresidente senior de la empresa finlandesa, Jaakko Sarantola, aseguró que –una vez en funcionamiento– la fábrica y sus actividades conexas emplearían a 8.000 personas en toda su cadena de valor.1 El anuncio no encontró al Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) con la guardia baja. Unos meses antes, durante una misión oficial a Francia, Alemania y Finlandia sobre formación dual, el equipo uruguayo había tomado contacto con el consorcio de universidades finlandesas EduExcellence.

A partir de allí se “trabajó la posibilidad de desarrollar un convenio que ampliara la oferta formativa técnica y tecnológica enfocada en la gestión de procesos industriales para el sector forestal y otros proyectos industriales del país”, explica Eduardo Pereyra, director del Inefop.  El mencionado acuerdo fue firmado el 18 de setiembre pasado en Montevideo y antes de fin de año empezará a ponerse en práctica.

PASO A PASO

EduExcellence es un consorcio educativo que engloba a tres de las más importantes universidades dedicadas a las ciencias aplicadas en Finlandia: Haaga-Helia, Laurea y Metropolia. Estas tres instituciones, localizadas en Helsinki, poseen al 25% (unos 35 mil alumnos) de la población estudiantil finlandesa que cursa carreras de ciencias.

En el desarrollo del proyecto para Uruguay participaron EduExcellence, el Inefop, la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el Pit-Cnt y también el sector empresarial, con el objetivo de definir los perfiles de formación que se van a necesitar en el futuro en el país vinculados con la industria. El convenio con Finlandia, además de desarrollar el programa de tecnicatura en sí, también busca formar y fortalecer a docentes uruguayos para que puedan impartir la carrera en mención manejando herramientas informativas.

Antes de que termine el 2018 un primer grupo de 20 docentes viajará a Finlandia para iniciar su capacitación. Otros 20 profesores más viajarán el próximo año. También en 2019, técnicos docentes finlandeses vendrán a Montevideo a continuar con la formación de estos grupos. “Hay una inversión de parte del Inefop en estos docentes uruguayos para que, después, con un nivel menor de tutoreo por parte de las universidades finlandesas, ellos mismos puedan convertirse en formadores de otros docentes de nuestro país”, explica Pereyra.

Cuando la primera etapa enfocada en formar a los docentes esté encaminada, el proyecto arrancará su segunda fase dedicada al alumnado. “A partir de mediados del año que viene, estos docentes van a estar brindando formación técnica semipresencial a jóvenes uruguayos”, detalla Pereyra. Justamente, en 2019 se desarrollará lo que será la malla curricular, carga horaria, niveles y otros detalles del programa de tecnicatura. La formación atenderá áreas vinculadas a procesos industriales, mecatrónica, hidráulica y neumática. Aquellos estudiantes que completen el programa tendrán un nivel técnico y “estarán en condiciones de ingresar a empresas o sectores que requieran técnicos industriales”. Paralelamente, el programa de formación de pedagogos continuará para seguir replicándose en una escala mayor.

El propio Inefop, en acuerdo con ANEP, UTU y UTEC, es el responsable de la financiación de este convenio educativo con EduExcellence. “Aspiramos a que esta oferta, que tendrá sus primeros cursos en 2019, sea absolutamente gratuita para los jóvenes”, afirma Pereyra.

PROBLEMÁTICA REAL

La necesidad de capacitar a un gran grupo de los recursos humanos del interior del país en ámbitos tecnológicos y científicos responde a un problema real que afecta a toda la matriz de profesiones vigente en la educación de carácter público en Uruguay. “Hay una matriz muy dirigida a las Humanidades. Normalmente se tiene la tendencia de pensar en el doctor, el profesor; en las carreras que son más tradicionales en nuestra educación”, explica Pereyra. En la actualidad, Uruguay presenta una gran demanda en ciencias y carreras técnicas –que incluso se incrementará ampliamente en los próximos años– pero no ha logrado satisfacerla al 100% generando la cantidad de profesionales necesarios para atenderla. Con iniciativas como el acuerdo uruguayo-finlandés se busca acortar la brecha existente.

Según fuentes del gobierno y la empresa UPM,  si se instalara la tercera planta de celulosa en el país se generarían unos 8.000 puestos de trabajo entre directos, indirectos e inducidos

Con esto en mente, ¿cómo atraer a los jóvenes a este tipo de especialidades en áreas no tradicionales? Pereyra explica que lo primero es tener una oferta educativa atractiva enfocada en estas ramas. La llegada de las distintas sedes del Instituto Técnico Regional de UTEC a Fray Bentos (2016), Durazno (2017) y Rivera (diciembre 2018), y ahora la creación de este programa con EduExcellence, apuntan en esa dirección. “Parte de nuestra labor es mostrar el abanico de oportunidades y las posibilidades de desarrollo personal y regional que ya genera y va a seguir generando el desarrollo de la forestación, la industria del papel y la celulosa en el país”, explica el director del Inefop. Para él, existe un desconocimiento sobre los empleos de calidad y con buena remuneración que ofrecen estas especialidades. “En un momento en el cual se están destruyendo muchos puestos de trabajo, acá estamos hablando de empleos que sí existen y otros nuevos que se van a generar y van a tener una estabilidad no menor a 15 años”, sostiene Pereyra.

Como dijo la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, cuando fue llamada al Parlamento para informar sobre los avances conseguidos en la primera etapa de negociación con UPM a fines del año pasado2, la segunda planta de celulosa de UPM generaría 4.000 puestos de trabajos directos o indirectos, además de unos 3.500 o 4.000 inducidos. “La formación en áreas no tradicionales es importante porque más allá de lo que va a necesitar el sector en manejo de maquinarias, reparación y otros procesos industriales dentro de la fábrica, todo lo que está fuera de ella también requerirá de choferes, gomerías, servicios, caminería, instituciones educativas y de salud”, dice Pereyra. “La formación técnica es darle a la población de esa zona la posibilidad de tener los conocimientos necesarios para aprovechar esas oportunidades que se presentarán”.

El acuerdo educativo con Finlandia creará una tecnicatura en gestión de procesos industriales con enfoque forestal para formar a jóvenes uruguayos, y capacitará a docentes nacionales para poder impartirla

JUGADA DE ANTEMANO

Conociendo el desarrollo sostenido del sector forestal y teniendo en la mira la posible instalación de la tercera planta de celulosa en el país, este acuerdo entre Uruguay y las universidades finlandesas se ha convertido en un proyecto estratégico para el Inefop. “Para nosotros esto es un aporte trascendental que nos permite anticiparnos a las necesidades de formación que va a tener el mercado de trabajo del país en esos territorios”, afirma su director.

Con esta iniciativa se busca entrar al juego del futuro mercado laboral con un as bajo la manga. Tanto el Estado como los actores privados están tomando cartas en el asunto para llegar lo mejor preparados posible al momento de inicio de la partida. Pereyra explica que “ningún emprendimiento se va a instalar si después no tiene la mano de obra para llevar adelante el proyecto. O en todo caso, las empresas tendrían que traer personas de otros países porque no encuentran esos recursos humanos aquí. Por eso nos estamos preparando para algo que no se ve hoy, pero que está arriba de la mesa. Estamos diciendo ‘precisamos tantos choferes, tantos técnicos de esto y aquello’. Sabemos que esa necesidad va a estar y estamos preparando al país para que tenga los perfiles adecuados”.

Uruguay ya entra en la cancha y calienta en la previa al partido, listo para mover la pelota cuando suene el pitido inicial.

1 Cfr. www.elpais.com.uy/informacion/gobierno-upm-firma-contratoplanta-celulosa.html.

2 Cfr. www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/upm-cosse-planta-celulosa-puestos-trabajo-directos-indirectos-inducidos.

3 Cfr. www.rurales.elpais.com.uy/empresas/el-99-de-los-trabajadoresde-upm-en-fray-bentos-son-uruguayos.

Descargar versión PDF