• Miércoles 21 de noviembre de 2018

Entrevista a Atilio Ligrone, gerente general de la SPF

–¿Cómo comenzó su carrera en el sector forestal?

–A los 24 años, poco antes de recibirme de ingeniero agrónomo con orientación forestal, ingresé como ayudante técnico a la Dirección General Forestal [DGF] del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Fui escalando posiciones hasta que diez años después, en enero de 1987, fui nombrado director de la DGF, cargo que desempeñé durante 18 años. Tras jubilarme de la administración pública siete años después, fui convocado por la Sociedad de Productores Forestales [SPF] para trabajar como gerente general de la gremial.

–Viniendo de una dirección estatal, ¿cómo fue asumir la gerencia de la SPF?

–Si bien fue un cambio importante pasar de la órbita pública a la privada, desde el punto de vista de la función encuentro muchas similitudes. El trabajo en el marco de una gremial requiere mantener una visión global del sector y pensar en términos de los intereses de un grupo y no de una empresa en particular. En ese sentido tiene bastante coincidencia con el trabajo anterior, principalmente por tener que considerar cómo puede afectar cualquier medida adoptada a las distintas partes y siempre procurar el mayor beneficio para todos. En la parte operativa el cambio es mayor, ya que la toma de decisiones y la ejecución de actividades se puede realizar más rápidamente y, por tanto, con mayor eficiencia en los resultados.

–¿Cómo fue cambiando el rol de la SPF en estos años?

–No ha cambiado demasiado. La misión y la visión institucional, al igual que los principales objetivos, continúan siendo similares. Sí se fue fortaleciendo la estructura interna con el ingreso de algunas personas y el trabajo en las distintas comisiones (sanidad, incendios, comunicación, temas ambientales, entre otras). El trabajo interno se fue intensificando en la medida que fueron cambiando los roles de las organizaciones que intervienen en el sector forestal y con la proliferación de nuevas normativas y reglamentos que regulan la actividad.

–¿Cuáles son los principales desafíos de su trabajo en la gremial?

–Mi rol es el de dirigir el equipo técnico administrativo que opera a la interna de la organización y mi mayor desafío es llevar adelante los planes y las acciones que emanan de la Junta directiva y de los propios objetivos institucionales, procurando que se ejecuten con la mayor eficiencia y efectividad.

–¿Y lo que más disfruta?

–Lo que más disfruto es el trabajo que día a día realizamos en equipo con personas altamente comprometidas y de excelente relacionamiento humano y nivel profesional. Ello refiere tanto al grupo humano que trabaja dentro de la SPF como a los técnicos de las empresas que integran las distintas comisiones de trabajo y a las demás organizaciones o personas que nos asesoran en temas específicos.

–¿Qué siente que puede aportar desde su lugar en la SPF?

–El mayor aporte que realizo es volcar la experiencia de tantos años de trabajo en este sector. Creo firmemente que la actividad forestal realiza una gran contribución al desarrollo nacional y a la mejora de la calidad de vida de la gente.