• Domingo 17 de octubre de 2021

Editorial: Pasando revista

Por Miguel Helou, gerente general de la SPF

Producción sostenible, sinergia con otras actividades y generación de conocimiento científico de calidad son algunos de los temas que abordamos en esta edición de la revista.

En este número acercamos a nuestros lectores información que ilustra sobre los esfuerzos del sector para generar conocimiento científico de calidad sobre temas clave para nuestra actividad, la sostenibilidad de nuestra producción y la sociedad en su conjunto. Se destacan los resultados del trabajo de más de dos décadas sobre el efecto en el ciclo hidrológico desarrollado en un predio de la empresa Lumin, financiado con fondos privados y del INIA, en asociación con la Universidad de Carolina del Norte. Este trabajo se propuso determinar la variación de caudal y la existencia de cambios en la calidad del agua, al transformar una cuenca de pastura a pino o eucalipto. Como resultado se cuantificó la merma en el caudal de agua superficial, el que resulta similar al volumen de agua interceptado en el follaje del bosque. Asimismo, el estudio no constata variaciones en la calidad del agua como consecuencia de las actividades forestales, resultado que se confirma con el ensayo de microcuencas experimentales del litoral oeste que analiza la Facultad de Ingeniería de UdelaR.

Si colocamos esta información en el contexto nacional, con la forestación inserta en forma de mosaico junto a otras actividades productivas, en un territorio donde no se aprovecha más de la mitad del agua que se precipita, tenemos una base sólida para entender por qué los caudales de los ríos no se han visto resentidos con el desarrollo forestal. Luego, podemos concluir que una forestación acorde a buenas prácticas es una actividad sostenible, dados sus efectos sobre el ciclo hidrológico y calidad del agua.

Podemos concluir que una forestación acorde a buenas prácticas es una actividad sostenible, dados sus efectos sobre el ciclo hidrológico y calidad del agua.

Por otro lado, los invitamos a conocer una historia de desarrollo laboral, económico y social de una mujer rural que encontró en la forestación un espacio propio del que se siente orgullosa. Uno de los aspectos más ampliamente conocidos de nuestra actividad refiere a su impacto en la calidad del aire y su aporte al secuestro de Gases de Efecto Invernadero (GEI). En esta línea, compartimos con ustedes un interesante artículo sobre la oportunidad para el sector forestal de trasladar este servicio ambiental a otras actividades y cómo podrían aprovecharlo las empresas del sector.

La sostenibilidad de nuestra actividad es un activo clave de la cadena forestal, y se sustenta en conocimiento e investigación científica de calidad. Este activo tiene además la particularidad de que puede beneficiar a otras actividades que se asocian e integran a la forestal, como la apicultura y la ganadería. Más aún, nuestro gobierno está analizando los beneficios a las finanzas públicas nacionales derivados de la sostenibilidad de su matriz económica. Concretamente se está analizando la posibilidad de emitir deuda bajo la figura de bonos verdes o bonos indexados a la sostenibilidad. Este tipo de bonos tienen una fuerte y creciente demanda a escala global y permiten a sus emisores acceder a mejores condiciones de financiación, en la medida que acrediten las condiciones de sostenibilidad que el mercado demanda. La generación de energía de base renovable o la capacidad de secuestro de GEI juegan un papel fundamental para esto, actividades en las que nuestro sector es un jugador de primera línea a nivel nacional.

27 abril, 2021