Levitá
  • Jueves 22 de febrero de 2024

Al cierre del año

Por Atilio Ligrone, gte. gral. de la SPF

Estamos culminando un nuevo año de trabajo que para el sector forestal, al igual que para otros sectores de la economía, ha presentado algunas dificultades en lo comercial; tanto por la disminución del precio de algunos productos, como por la retracción de la demanda y el incremento de los costos.

De todos modos, la cobertura forestal nacional continúa aumentando a una tasa promedio de 20 mil hectáreas por año (principalmente en predios de productores agropecuarios), la productividad forestal se incrementa en base a los programas de mejoramiento genético y las exportaciones se ubicarán al final de este ejercicio en el orden de los 1.500 millones de dólares.

El desafío de la mejora continua para acceder de modo competitivo a los mercados internacionales obliga a mayores niveles de inversión en tecnología y desarrollo del conocimiento, así como en la capacitación del personal encargado de operarla. El compromiso asumido por el sector de desarrollar una gestión forestal sostenible conlleva la introducción permanente de ajustes en los procesos productivos y en los diferentes eslabones de la cadena de valor. Todo este esfuerzo llevado adelante por las empresas es acompañado por la Sociedad de Productores Forestales como gremial, en su rol de representar los intereses del sector ante terceros así como en el de coordinar iniciativas y actividades hacia objetivos comunes procurando una aplicación más efectiva y eficiente de los recursos disponibles. Este trabajo ha involucrado a un importante número de personas de las empresas socias, de las que nos asisten en las distintas áreas de actividad y del sector público y académico.

En lo interno, es intenso el trabajo de coordinación en temas de protección forestal.

En el área sanitaria, a través de la coordinación de la investigación, la vigilancia y protección del recurso y de la coparticipación en grupos de trabajo con otras instituciones gubernamentales, universitarias y de investigación. Específicamente, con la Universidad de la República y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria se acordó en el presente año la continuidad y el financiamiento del Centro de Bioservicios Forestales, conformado en años anteriores con el apoyo adicional de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, con el objetivo de ser un centro tecnológico que brinde servicios de calidad en temas de relevancia estratégica para el sector, y que se constituya en una herramienta apropiada para mantener un buen estado sanitario del patrimonio forestal del país.

En el área de protección contra incendios forestales, por segundo año consecutivo el Plan de Protección Contra Incendios Forestales tendrá alcance nacional, abarcando más de 700 mil hectáreas efectivas de bosque de las empresas que integran nuestra gremial. El Plan se complementa con las acciones preventivas que desarrollan las empresas en cada uno de sus predios y zonas aledañas y con una campaña de difusión radial coordinada también desde la Sociedad de Productores Forestales.

En referencia a la representación del sector ante terceros, ha sido intensa la labor con el Departamento Forestal de la Facultad de Agronomía en el Proyecto de adecuación del estándar de certificación FSC a la realidad nacional. Por otro lado, se han mantenido reuniones de trabajo con organismos públicos nacionales y departamentales para adecuar las normativas y los procesos administrativos, para que se facilite el cumplimiento de las exigencias y la gestión de las empresas. Finalmente, otra área de trabajo a resaltar es la promoción y difusión permanente de la actividad en todos los niveles, en particular en los primeros ciclos de la educación, con el objetivo de lograr un adecuado conocimiento de un sector aún nuevo pero cada vez más presente en el paisaje y en la economía uruguaya.

Por todo ello y finalizando el año, la Sociedad de Productores Forestales quiere celebrar con todos los actores que directa o indirectamente están relacionados con el sector por el trabajo realizado y convocarlos a continuar haciéndolo, conjunta y coordinadamente, para seguir avanzando hacia el objetivo común de desarrollar un sector forestal altamente competitivo, socialmente justo y ambientalmente sano.

Descargar versión PDF
martes 01 de diciembre de 2015